Los niños bonitos del deporte

29 06 2010

En el  deporte mundial hay situaciones en las que aparecen una serie de deportistas que nacen tocados por una varita, y es que hagan lo que hagan todo les sale bien, y en la mayoría de los casos siempre caen bien.

¿No me creen? pues miren el caso de Messi y de Ronaldo, ambos son jugadores geniales, ambos tienen una clase envidiable, pero no los dos son igualmente queridos, y no los dos son igualmente cuidados por los árbitros. ¿Por qué ocurre esto? Algunos argumentarán que la personalidad de Cristiano provoca esa animadversión. Eso daría respuesta a lo primero, pero ¿y lo segundo? Aunque Cristiano caiga mal a los árbitros, éstos no se pueden dejar influir por cómo les cae un jugador y otro. Además hay que recordar que Cristiano viene de un fútbol en el que los árbitros son más respetados y donde el engaño está peor visto.

Otro caso de “niño bonito” es el de Lewis Hamilton, este último de más actualidad. Hamilton no es tan querido por la afición, de hecho, no es nada querido por la afición, pero sí es muy protegido por la FIA. Para muestra, un botón: este fin de semana en el GP de Europa hemos vivido cómo se manipulaba un mundial de Fórmula 1, y todo por no sancionar a Hamilton como se le debería haber sancionado. Y es que Hamilton en ningún momento debería haber quedado por delante de Alonso en este GP. Con Hamilton cosas como ésta son muy habituales, de hecho, desde que Hamilton llegó a la F1 hemos visto cómo las reglas se han ido cambiando a medida que Hamilton las ha ido incumpliendo. nadie puede negar que Lewis ha tenido un tratamiento especial por parte de la FIA.

En definitiva casos como estos hay miles en el deporte, desde Amstrong a Michael Phels -recordemos esa medalla que fue tan tan justa que para algunos no fue admisible-. Si queremos que el mundo del deporte sea justo, bonito e igualitario, hay que jugar, nadar o correr, todos con las mismas reglas, y tanto aficionados como autoridades deportivas debemos tratar a los deportistas de manera igualitaria, y no juzgarlos por su forma de ser, o si nos caen bien o mal, algo que en los aficionados es permisible -no entendible pero sí permisible- pero en las autoridades deportivas resulta inadmisible.

Jordan Gálvez Pina

Anuncios

Acciones

Information

One response

29 06 2010
Emilio Alcaraz

Me parece un analisis perfecto de la situación que planteas, está muy bien redactado y resuelto, para mi deberian ser los cometaristas deportivos tan independiente como Tú. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: